CRISIS PERRUNA

 

                                                                                                                                                                                          Jaumeromanic.                                                                                                                                                                                                                                                      

                      …y sigue la crisis perruna,

                  que no para todos la misma.

                 ¡ A otro perro con ese hueso !

Publicado en Sin categoría | 8 comentarios

BIEN HALLADOS

El 8 de Julio de 2005 se puso en marcha MIL I UNA NITS AMB TU/MIL Y UNA NOCHES CONTIGO desde Windows Live. La nueva etapa en WordPress promete seguir la misma trayectoria, con el inicial propósito de ofrecer una ventana abierta a todas las corrientes de  pensamiento. Así que aquí  os espero de nuevo, donde con toda libertad podréis exponer vuestros comentarios u opiniones, sin márgenes a las ideas o creencias de cada uno. Mi bienvenida a todo el mundo y sentiros como en casa.

Jaumeromanic.

Publicado en Sin categoría | 4 comentarios

LA CODICIA

                                         
 
 
                                            
                                                             Foto: Arnaud de Wildenberg
 

 

El deseo inmoderado de poseer engendra la codicia, cuya sed insaciable, absorviendo en el ser humano todos los principios de    suactividad le arrastra hacia todos los medios para saciarla, por inocuos y reprobados que sean. Fraudes, mentiras, usurpaciones, logrerías, infidelidades, cohechos, sobornos; en una palabra,la prostitución de todas las ideas de justicia y de todos los senti-mientos de honestidad son compañeros inseparables de este monstruo, y la fuente más copiosa de corrupción y de miseria.  

Otros dos vicios entre sí repugnantes suelen acompañar la codicia y

aumentar sus estragos; de una parte, la sórdida avaricia, que adquiere

sólo para atesorar, y atesora sólo para adquirir; que, insensible a los

males ajenos, y aun a los propios, va siempre en pos de un bien cuya

bondad y usos desconoce. De otra, con prodigalidad insensata desperdicia

los bienes con la misma locura que los apetece; devora después de los

suyos los ajenos, sigue siempre una ilusión que siempre se le aleja, y va

siempre tras de una sombra de felicidad, que nunca alcanza.

  

                                        Gaspar Melchor de Jovellanos

  

  

  
   
                                
                                                                                Foto: Salgado
  
                             Adaptación de texto:
                         Jaumeromanic
                                                                                                                                                                                  …y al otro lado, los ojos de la
                                                              desesperación y el peso de la vergüenza.                                                                                               J.R.                                                                                                                                                                                                                                                         
                   Enlace:
                          http://es.wikipedia.org/wiki/Gaspar_Melchor_de_Jovellanos
 
Publicado en Sin categoría | 5 comentarios

LAS OCULTACIONES DEL PENSAMIENTO

 
 
                                                 

 

Cuando buscamos el ser de algo o su verdad, esto es, la cosa misma

y auténtica de que se trata, lo primero que hallamos siempre son

     sus ocultaciones, sus máscaras. Ya lo advirtió Heráclito:

       “La realidad, se complace en ocultarse”

                           

                          

                                                                                 
                                      El universo es, por lo pronto, un constante carnaval.
                              Máscaras nos rodean. Los árboles no dejan ver el bosque,
                              la fronda no deja ver el árbol y así sucesivamente.
  
                             El ser, la cosa misma, es por esencia lo oculto, lo encubierto,
                             es el señor del antifaz.
 
 
                                                     
 
                        …y hay siempre en la historia ciertos buitres alerta
                     que acuden presurosos cuando una forma de Pensamiento,
                     el razonamiento, por ejemplo, sufre una grave crisis.
                     Como el buitre y la hiena parten siempre de un cadáver.
                     Existen maneras de pensar las cuales se nutren del fracaso
                     que periódicamente sobrecoge al pobre ser humano.
 
                                                                                 José  Ortega  y  Gasset.
                                                                                    —————————-
                                    
 
                              Texto extraído y adaptado del libro:
                                          “Apuntes sobre el pensamiento
                                     Fotografía central: Larry Smith del film
                                       “Eyes wide shut” de Stanley Kubrick
                                          Fotos máscaras: jaumeromànic.
 
Publicado en Sin categoría | 18 comentarios

LA VIDA ES SUEÑO

      

                                       El Séptimo sello (Ingmar Bergman)
 
                                                                    
                                                        pues estamos
                                                en un mundo tan singular,
                                                que el vivir sólo es soñar…
 
                                                                 
                                 LA VIDA ES SUEÑO
                                     
                                                                                         ********
 
 
 Sueña el rey que es rey, y vive
con este engaño mandando,
disponiendo y gobernando;
y este aplauso, que recibe
prestado, en el viento escribe
y en cenizas le convierte
la muerte (¡ desdicha fuerte !):
¡ que hay quien intente reinar
viendo que ha de despertar
en el sueño de la muerte !
 
 
 
Sueña el rico en su riqueza,
que más cuidados le ofrece;
sueña el pobre que padece
su miseria y su pobreza;
sueña el que a medrar empieza,
sueña el que afana y pretende,
sueña el que agravia y ofende,
y en el mundo, en conclusión,
todos sueñan lo que son,
aunque ninguno lo entiende.
 
 
Yo sueño que estoy aquí,
de estas prisiones cargado;
y soñé que en otro estado
más lisonjero me vi.
¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño;
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.
 
 
 
                    Pedro Calderón de la Barca 
 
 
 
            
                                                                           
 SACÁNDOLE LA LENGUA A ESTE MUNDO
 
CUANDO AÚN ESTABA TODO POR SOÑAR
                                             
Publicado en Sin categoría | 39 comentarios

EL PORQUÉ DE LAS COSAS

                 ¡¡¡ PLOP !!!             

                                                                         

 
                Al rayar el alba, el buscador de setas sale de su casa con un bastón y una cesta.
           Toma la carretera y, un rato más tarde, un camino, hasta que llega a un pinar.
           De tanto en tanto se para. Aparta con el bastón la capa de pinocha seca y descubre
           níscalos. Se agacha, los recoge y los mete en la cesta. Sigue andando, y más allá,
           encuentra rebozuelos, oronjas y agáricos.
 
           Con la cesta llena, empieza a desandar el camino. De golpe ve el sombrero redondeado,
           escarlata y jaspeado blanco, de la amanita muscaria. Para que nadie la coja le da un
           puntapié. En medio de la nube de polvo que la seta forma en el aire al desintegrarse,
           plop, aparece un gnomo con gorro verde, barba blanca y botas puntiagudas con casca-
           beles, flotando a medio metro del suelo.
 
           - Buenos días, buen hombre. Soy el gnomo de la suerte que nace en algunas amanitas
           cuando se desintegran. Eres un hombre afortunado. Sólo en una de cada cien mil ama-
           nitas hay un gnomo de la suerte. Formula un deseo y te lo concederé.
 
 
               El setero lo mira despavorido.
 
          - Eso sólo pasa en los cuentos.
 
              -No -responde el gnomo-. También pasa en la realidad.
           Anda formula un deseo y te lo concederé.
 
          -No me lo puedo creer.
 
          -Te lo creerás. Formula un deseo y verás como lo que pidas, aunque parezca inmenso o
          inalcanzable, te lo concederé.
 
          – ¿Cómo puedo pedirte algo si no consigo creer que haya gnomos que puedan concederme
          cualquier cosa que les pida?
 
          -Tienes ante ti un hombrecito de barba blanca, con gorro verde y botas con cascabeles
          en las puntas, flotando a medio metro del suelo, ¿y no te lo crees?
          Venga, formula un deseo.
 
          Nunca se habría imaginado en una situación así. ¿Qué pedir? ¿Riquezas? ¿Mujeres?
          ¿Salud? ¿Felicidad? El gnomo le lee el pensamiento.
 
          - Pide cosas tangibles. Nada de abstracciones. Si quieres riquezas, pide tal cantidad de
          oro,un palacio, o una empresa de tales y cuales características. Si quieres mujeres, di
          cuáles en concreto. Si luego lo que pides te hace o no realmente feliz, es cosa tuya.
 
          El buscador de setas duda. ¿Cosas tangibles? ¿Un Range Rover? ¿Una mansión?
          ¿Un yate? ¿Una compañía aérea? ¿Elisabeth McGovern? ¿Kelly McGillis? ¿Debora
          Caprioglio? ¿El trono de un país de los Balcanes? El gnomo pone cara de impaciencia.
 
          - No puedo esperar eternamente. Antes no te lo he dicho porque pensaba que no
          tardarías tanto, pero tenías cinco minutos para decidirte. Ya han pasado tres.
 
          Así pues, sólo le quedan dos. El buscador de setas empieza a inquietarse. Debe de  
          decidir qué quiere y debe decidirlo en seguida.
 
          - Quiero…
 
          Ha dicho “quiero” sin saber todavía què va a pedir,sólo para que el gnomo no se
 
          exaspere.  - ¿Qué quieres? Di.
 
          -Es que elegir así, a toda prisa, es una barbaridad. En una ocasión como ésta, tal vez la
          única en la vida, hace falta tiempo para decidirse. No se puede pedir lo primero que a
          uno le pase por la cabeza.
 
          -Te queda un minuto y medio.
 
          Qizás más que cosas, lo mejor sería pedir dinero: una cifra concreta. Mil billones de
          euros, por ejemplo. Con mil billones de euros podría tenerlo todo. ¿Y por qué no diez
          mil, o cien mil billones? O un trillón. No se decide por ninguna cifra porque, en realidad 
          en una situación como ésta, tan cargada de magia, pedir dinero le parece vulgar, poco
          sutil, nada ingenioso.
 
          - Un minuto.
 
          La rapidez con que pasa el tiempo le impide razonar fríamente. Es injusto.
          ¿Y si pidiera poder?
 
          - Treinta segundos.
 
          Cuanto más lo apremia el tiempo más le cuesta decidirse.
 
          - Quince segundos.
 
          ¿El trillón, entonces? ¿O un millón de trillones? ¿Y un trillón de trillones?
 
          - Cuatro segundos.
 
          Renuncia definitivamente al dinero. Un deseo tan excepcional como éste debe
          ser más sofisticado, más inteligente.
 
          -Dos segundos. Di
 
          QUIERO OTRO GNOMO COMO TÚ.
 
          Se acaba el tiempo.El gnomo se esfuma en el aire y de inmediato, plop, en el lugar
          exacto que ocupaba aparece otro gnomo, igualito que el anterior. Por un momento el
          buscador de setas duda de si es o no el mismo gnomo de antes, pero no debe de serlo
          porque repite la misma cantinela que el otro y si fuese el mismo, piensa, se la ahorraría:
 
          - Buenos días, buen hombre. Soy el gnomo de la suerte que nace de algunas amanitas
          cuando se desintegran. Eres un hombre afortunado. Sólo en una de cada cien mil
          amanitas hay un gnomo de la suerte. Formula un deseo y te lo concederé.
 
          Han empezado a pasar los cinco nuevos minutos para decidir qué quiere. Sabe que si
          no le alcanzan le queda la posibilidad de pedir un nuevo gnomo igual a éste, pero eso no
          le libra de la angustia.
 
                                                LA MICOLOGIA  de           QUIM  MONZÓ
                                                                      http://monzo.info/               
 
 
 
                                   
                                                      Vull un altre gnom com tu
                                    Quiero otro gnomo como tú
                                                                                                      
                                                   ESTE RELATO EN SU IDIOMA ORIGINAL, CATALÁN
                                                           en el Espacio: Las tentaciones de Arnau:
 
                                                          http://nochesdealquimia.wordpress.com
Publicado en Sin categoría | 27 comentarios

Poderoso caballero don Dinero.

 
                              Kevin Carter
 
  
¿Qué otra cosa es verdad sino pobreza
 en esta vida frágil y liviana?
  Los dos embustes de la vida humana,
   desde la cuna, son honra y riqueza.
 
 
                                   
 
 
Toda esta vida es hurtar,
no es el ser ladrón afrenta,
que como este mundo es venta,
en él es propio el robar.
Nadie verás castigar
porque hurta plata o cobre:
que al que azotan es por pobre
de suerte favor y trazas.
Este mundo es juego de bazas,
que sólo el que roba triunfa y manda.
 
 
 
                                       
                                                                                    Buscadores de oro (Burkina Faso)
 
 
Madre, yo al oro me humillo;
él es mi amante y mi amado,
pues, de puro enamorado,
de continuo anda amarillo;
que pues, doblón o sencillo,
hace todo cuanto quiero,
poderoso caballero
es don Dinero.
 
 
 
                               
 
 
 
               Pues amarga la verdad        .     ¿Quien los jueces con pasión,
               quiero echarla de la boca            sin ser ungüento, hace humanos,
               y si a l´alma su hiel toca,           pues untándolos las manos
               esconderla es necedad               los ablanda el corazón?
               Sépase, pues libertad               ¿Quién gasta su opilación
               ha engendrado en mi pereza         con oro y no con acero?
                               la pobreza.                      El dinero.
 
 
               ¿Quién hace al tuerto galán         ¿Quién procura que se aleje
               y prudente al sin consejo?           del suelo la gloria vana?
               ¿Quién al avariento viejo            ¿Quién, siendo toda cristiana,
               le sirve el río Jordán?               tiene la cara de hereje?
            ¿Quién hace de piedras pan,         ¿Quién hace que al hombre aqueje
               sin ser el Dios verdadero?           el desprecio y la tristeza?
                                El dinero.                         La pobreza.
 
 
               ¿Quién con su fiereza espanta       ¿Quién la montaña derriba
               el cetro y corona al rey?             al valle; la hermosa al feo?
               ¿Quién, careciendo de ley,           ¿Quién podrá cuanto el deseo,
               merece nombre de santa?             aunque imposible, conciba?
               ¿Quién con la humildad levanta       ¿Y quién lo de abajo arriba
               a los cielos la cabeza?                vuelve en el mundo ligero?
                                 La pobreza.                       El dinero.
 
 
                         
                                Francisco DE QUEVEDO.
                                              
 
Publicado en Sin categoría | 26 comentarios